El delegado del Govern de Catalunya en las Terres de l’Ebre, Albert Salvadó, celebró, el día 1 de marzo, el paso adelante para avanzar con la conexión ferroviaria del polígono Catalunya Sud: «Con la alianza con Cimalsa y los puertos de Barcelona y Tarragona por el impulso de la terminal intermodal avanzamos para hacer del Catalunya Sud un polígono referente al país», ha asegurado Salvadó, tras mantener dos sesiones de trabajo con el presidente del Port de Barcelona, Lluís Salvadó, el presidente del Port de Tarragona, Saúl Garreta, el presidente de Cimalsa, Isaac Albert, y representantes de la Cámara de Comercio de Tortosa.

“La implantación de Kronospan supone la masa crítica mínima para plantear la terminal intermodal y con la complicidad de ambos puertos y Cimalsa avanzamos no sólo para hacer posible esta inversión pública, sino también para hacer rentable su gestión y con un modelo de operación de la estación lo más adecuado posible a las necesidades que tenemos como territorio”, ha explicado el delegado del Govern, que ha anunciado la creación de una comisión promotora que, con carácter semestral, hará seguimiento del proyecto y contará con la participación de la Delegación del Gobierno, el Puerto de Barcelona, el Puerto de Tarragona, la Cámara de Comercio de Tortosa y los ayuntamientos de Tortosa y L’Aldea. «Como delegado del Gobierno, estoy satisfecho de que seguimos avanzando en un proyecto ambicioso, de carácter estratégico para las Terres de l’Ebre», ha concluido Salvadó.

Las Terres de l’Ebre es una de las cuatro localizaciones donde Cimalsa, la empresa pública de la Generalitat encargada de la promoción, desarrollo y gestión de infraestructuras y centrales para el transporte de mercancías y la logística, está impulsando terminales ferroviarias públicas, junto con el Empordà, Lleida y el Penedès. El presidente, Isaac Albert, ha explicado que en las próximas semanas se adjudicarán el informe de impacto ambiental y el estudio informativo de la terminal y se trabaja con el horizonte de que en otoño, con los estudios también del trazado y la definición de usos y la estructura acabados, “quede definida cómo será la terminal ferroviaria de las Terres de l’Ebre, vinculada al polígono Catalunya Sud”.

El presidente del Port de Barcelona, Lluís Salvadó, ha insistido en la necesidad de terminales intermodales para transportar mercancías por tren para dar respuesta también a los objetivos de descarbonización y reducción de emisiones para avanzar hacia una economía neutra en 2050. «Un polígono no es estratégico si no está conectado al tren», ha asegurado Salvadó, recordando que «es muy importante que seamos conscientes de que más allá de la infraestructura, vamos a dar un servicio».

El presidente del Port de Tarragona, Saül Garreta, ha asegurado que “Colaborar entre nosotros debe hacernos ser más eficientes y más competitivos; y nos ayuda a enfrentarnos a los retos climáticos”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Tortosa, Francesc Faiges, también ha destacado la importancia de este paso adelante para hacer realidad la estación intermodal en el polígono Catalunya Sud para el futuro de las Terres de l’Ebre. «Ayudará a las empresas de nuestro territorio a hacerlas más competitivas, pero también será un punto de atracción para futuras empresas y nuevas inversiones», ha destacado.

La estación intermodal se enmarca dentro del Plan director urbanístico de actividad económica (PDUAE) del Polígono Catalunya Sud, que ordenará un ámbito de 675 hectáreas en los términos municipales de Tortosa y L’Aldea, de las cuales la mitad se destinarán a empresas y actividad económica. El resto serán para zonas verdes y equipamientos.