El director de Sistemas de Información del Port de Barcelona, ​​David Serral, el presidente del Port de Barcelona, ​​Lluís Salvadó, y el director de Empresas de MASORANGE en Catalunya, Victor Vera.

 

La nueva red privada 5G Stand Alone (SA) desplegada en el Port de Barcelona a raíz del acuerdo con Orange (Grupo MASORANGE) ya se encuentra operativa. Esta nueva infraestructura tecnológica permitirá desarrollar numerosas e innovadoras soluciones tecnológicas en el ecosistema portuario gracias a su gran capacidad y fiabilidad.

Con una inversión de 3,6 millones de euros repartidos en 5 años (4 años, prorrogable 1 año más), la nueva red supone un salto tecnológico para las empresas de la Comunidad Portuaria, que a partir de ahora ya disponen de las conexiones necesarias para dar respuesta a las necesidades generadas por el creciente grado de automatización de las herramientas de gestión y servicios de todo el ecosistema portuario.

Algunos de los beneficios inmediatos que ofrece esta red son la disponibilidad de una red de comunicación de apoyo en caso de fallo del sistema principal en instalaciones críticas o la posibilidad de instalar cámaras y sensores de forma rápida y eficiente en áreas sin acceso de fibra. Este nuevo servicio no sólo es pionero por el hecho de ofrecer todo el potencial tecnológico de la conectividad 5G sino porque su despliegue cubre todo el ámbito de actuación del Puerto de Barcelona, ​​incluyendo las dos millas marítimas de la lámina de agua alrededor del puerto.

La cobertura marítima permitirá dar un salto cualitativo en numerosos servicios gracias a casos de uso que ya se están estudiando y, en algunos de ellos, poniendo en práctica, cómo sería la coordinación del servicio de prácticos con la Torre de Control y las distintas cámaras de control marítimo mediante una tableta conectada, donde podrán visualizar en tiempo real una representación digitalizada de la señal de radar con la máxima precisión y seguridad.

Otro colectivo que se beneficiará del nuevo servicio será la Policía Portuaria y los distintos cuerpos de seguridad y emergencias con presencia en el Port de Barcelona. La alta capacidad y fiabilidad de la red permitirá unificar los terminales con los que los agentes se comunican con otros agentes y reciben en tiempo real información de las más de 400 cámaras de CTTV distribuidas por el recinto portuario e incluso coordinarse con drones de vigilancia aérea también conectados a la red 5G.

La elevada movilidad en las conexiones que permite la nueva red 5G será también clave para hacer más eficiente el transporte ferroviario por el Port de Barcelona y, gracias a su resistencia a las interferencias electromagnéticas, gestionar la conectividad y transmisión de datos en los sistemas Onshore Power Supply (OPS), que trabajan con altos niveles de potencia eléctrica.

«El despliegue de esta nueva red 5G SA es un proyecto pionero en Europa y convertirá al Puerto de Barcelona en una infraestructura más eficiente e innovadora, poniendo al servicio de sus clientes la tecnología necesaria para seguir siendo líderes», ha destacado el presidente del Port de Barcelona, ​​Lluís Salvadó. “Los casos de uso que hemos visto son sólo un ejemplo del potencial de la tecnología 5G. Estamos convencidos de que gracias a la colaboración de las empresas de la Comunidad Portuaria y los miembros del ecosistema innovador del Puerto de Barcelona, ​​pronto podremos ver muchas más aplicaciones”, ha añadido.

Por su parte, Víctor Vera, director de Empresas de MASORANGE en Cataluña, ha indicado: «Estamos muy orgullosos de haber liderado, en coordinación con los equipos del Port de Barcelona, ​​este proyecto pionero en Europa de red privada 5G en un entorno portuario; el resultado permite ya la mejora y el refuerzo de seguridad sobre las operaciones diarias del puerto, gracias a las últimas bandas de espectro 5G disponibles en España y que garantizan una ultra baja latencia, una gran capacidad de transmisión de datos y multioperatividad entre dispositivos, tal y como requieren estas actividades”.