El think-tank de logística, International Economic Forum in Logistics (IEFL), compuesto por las principales empresas privadas y públicas del sector logístico de Catalunya, llevó a cabo el pasado 19 de junio una visita al Puerto de Barcelona con el objetivo de continuar en su misión de generar conocimiento y debate sobre el impacto de la logística en la actividad económica.

La jornada comenzó con una presentación en la Sala del Consell a cargo de Santiago García-Milá, subdirector General de Innovación y Estrategia del Port de Barcelona. García-Milá destacó la importancia del puerto como facilitador del crecimiento empresarial local y regional. Subrayó la necesidad de que los puertos tengan más competencias de autogestión para implementar sus estrategias y fomentar la cooperación estratégica entre puertos. Finalmente, habló sobre el Blue District, una iniciativa que se está impulsando para acercar el puerto y el mar a la ciudadanía de Barcelona mediante la creación de una red de centros o hubs de innovación, así como espacios para el desarrollo de pruebas para la industria marítima (sand box).

Posteriormente, los asistentes realizaron un recorrido marítimo con el que pudieron observar las terminales de carga y descarga de contenedores, las instalaciones para cruceros y la construcción de los diques. Esta visita permitió apreciar la capacidad de expansión del puerto si las necesidades del flujo comercial lo requiriesen.

El grupo desembarcó y se dirigió a la terminal BEST, operada por Hutchison Ports BEST. Guillermo Belcastro, CEO de Hutchison Ports BEST, realizó una presentación sobre la visión global de la empresa y su estrategia regional en Barcelona como puerta de entrada al sur de Europa. Belcastro habló sobre su proyecto Synergy, que promueve una solución logística sostenible mediante el desarrollo de conexiones intermodales puerto-puerta en numerosas localidades de España y Francia. Durante su presentación, destacó la eficiencia operativa de la nueva terminal, lograda a través del uso de tecnología avanzada y una infraestructura moderna. La jornada concluyó con una sesión de networking en la Terminal BEST, donde los asociados del IEFL compartieron sus impresiones sobre el puerto y la terminal, fortaleciendo relaciones y ampliando su conocimiento sobre las operaciones logísticas en Barcelona.