El 6º Fórum Ecotransporte organizado por Transcalit – Sertralit y Encamion tuvo lugar el jueves 20 de junio en las instalaciones del DFactory ubicado en la Zona Franca de Barcelona.

Más de 150 personas entre transportistas, fabricantes de vehículos, proveedores de servicios para el transporte, cargadores y representantes de la administración asistieron a esta sexta edición que, una vez más, fue un punto de encuentro y de debate para el sector del transporte de mercancías por carretera.

En esta ocasión, el hilo conductor de la jornada fue el de ir perfilando las posibles respuestas a los retos ambientales, sociales y económicos que tiene el sector del transporte y la logística a corto y medio plazo.

Jesús Lozano, presidente de Transcalit, inauguró el Fórum Ecotransporte poniendo de manifiesto que “todos nos preguntamos cómo va a ser nuestro negocio en estos próximos diez años” y por esta razón, “tenemos que mirar hacia el futuro desde unas nuevas perspectivas y empezar a hacer las cosas de forma diferente a como las veníamos haciendo”.

Resaltó también la importancia de “cómo enfocamos las relaciones con los trabajadores de nuestras empresas porque las exigencias y necesidades del mercado están cambiando y tenemos que poner el foco en las personas” como elemento fundamental en las organizaciones. En este sentido, también recalcó la necesidad de “difundir lo que está haciendo el sector del transporte de mercancías y de la logística” por tratarse de un vector fundamental para la sociedad y la economía del país.

Por lo que respecta a los retos tecnológicos que el sector debe afrontar, el presidente de Transcalit indicó que “vamos a pasar de gestionar datos a gestionar conocimiento” y, aunque los cambios tecnológicos “no van a ser inmediatos, sí que vamos a tener que aprender a implementarlos”.

En cuanto a la sostenibilidad, puso de manifiesto que el sector puede hacer cosas para descarbonizar su actividad, pero resaltó que “es necesario tener y dar datos veraces e ir implantando soluciones sostenibles que sean coherentes” porque “no vamos a poder ser sostenibles si somos caros”, sentenció.

Jesús Lozano finalizó su intervención explicando el Proyecto T3 de Transcalit, un centro de transporte y logística (CTL) dedicado a la investigación, a la innovación y a la formación para el sector en el que confluiría la iniciativa privada y la pública. En este centro, con múltiples servicios e instalaciones para los transportistas, también se desarrollarían soluciones tecnológicas y sostenibles, aglutinando al talento que hay en el sector para formar a las nuevas generaciones de profesionales.

Descarbonización, digitalización y complejidad regulatoria, principales retos para el sector

La primera mesa de debate, organizada por Transcalit, la protagonizaron: Carmelo González, presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (CONETRANS); Juan Carlos Hernanz, Abogado Responsable Derecho Regulatorio y Medioambiental del Bufete Cuatrecasas; y Paco Fernández, director de Transporte de Mango. Moderó la sesión Daniel Fernández, subdirector General de Ordenación y Desarrollo Sectorial de la Generalitat de Catalunya.

La primera cuestión que el moderador puso sobre la mesa fue la de que los ponentes expusieran cuáles son las principales cuestiones que, desde su punto de vista, más preocupan o afectan al sector.

Carmelo González se refirió en primer lugar a la falta de conductores, “cada día más acuciante”, pero también a la falta de otros profesionales en las empresas, a lo que se suma un elevado índice de “absentismo laboral” que va acompañado de “una cada vez mayor pérdida de productividad de nuestras flotas debido, entre otras cosas, a las colas y a las horas que se pierden esperando cargar o descargar”. Respecto a los profesionales del transporte, añadió que “deberíamos conseguir mejorar sus condiciones de trabajo porque lo están pasando mal”. En este sentido precisó que “todos los miembros de la cadena logística somos responsables, en parte, de haber llegado a esta situación”. También señaló la pequeña dimensión de las empresas, precisando que en España “somos 106.000 empresas de transporte, pero con una media de tres camiones por empresa”; a la mayoría de estas “no les podemos exigir que hagan grandes inversiones en tecnología o sostenibilidad”.

Por su parte, Juan Carlos Hernanz indicó que uno de los problemas más importantes “es la movilidad física”, que no debe confundirse con el transporte, añadiendo que para regular tanto la movilidad como el transporte “van apareciendo decretos-ley” que acaban siendo “parches” que no consiguen resolver la situación. Es decir, que “se está improvisando mucho” y se tiene una visión de futuro “muy optimista” pero la realidad nos muestra que “no se están mejorando demasiado las cosas”.

Paco Fernández indicó que uno de los retos es “cómo afrontamos todos la sostenibilidad” porque es responsabilidad de todas las partes de la cadena logística. El segundo reto es el del talento y el de cómo conseguir que las nuevas generaciones se interesen por trabajar en el sector de la logística. Y, finalmente, el tercer reto es el de establecer foros de diálogo entre transportistas y cargadores para conseguir avanzar en todos los frentes y conjugar las necesidades de ambas partes.

El segundo aspecto sobre el que Daniel Fernández puso el acento y pidió la opinión de los participantes fue el de cómo la Administración puede acompañar a las pymes de transporte y de lo que se puede hacer, pero no se hace.

Sobre este punto, Carmelo González recalcó que “la ingente cantidad de normativas que se implementan en el sector del transporte de mercancías a nivel nacional y europeo es inabordable”, y puso de manifiesto que podrían hacerse pequeñas acciones para descarbonizar la actividad como, por ejemplo, establecer ayudas para pasar de camiones Euro 3 a Euro 6 o a vehículos que combinen diésel y gas. Añadió que las ayudas que se establecen para renovar las flotas se dedican al achatarramiento, pero no a la adquisición de camiones eléctricos, tal y como lo demuestran los últimos datos: ”sólo un 0,7% del total de las compras de vehículos industriales fueron cero emisiones”. Algo similar ocurre con las ayudas a la digitalización que, según Carmelo González “no se han gastado porque la norma es muy complicada y, además, la Administración todavía no ha abonado esas subvenciones”. Para el presidente del CNTC, “tenemos que ser sostenibles medioambientalmente, pero, si no lo somos económicamente, no llegaremos a ningún lado”, precisó. Añadió que “no estamos de acuerdo con la velocidad que marca la Unión Europea para la descarbonización de la actividad del transporte porque, además de ser normativas muy complejas, no hay tiempo para adaptarnos a ellas”.

De forma similar se refirió Juan Carlos Hernanz, alegando que “la sostenibilidad pasará por encima del transporte si éste no se sabe adaptar”, pero que el principal hándicap es que “el legislador sabe muy poco del sector del transporte”. Por este motivo, “no deberían hacerse leyes frustrantes y que no establecen unas medidas concretas a aplicar”.

Y para Paco Fernández, es necesario ser didácticos y “convencer y hacer creíble que la sostenibilidad tiene sentido” pero, para ello, las metas que se fijen en materia de descarbonización tienen que ser factibles y todos los colectivos “tienen que hacer su parte de esfuerzo”. En este sentido, los cargadores quizás también podrían “aportar su visión a la hora de regular”.

Para terminar, el moderador plateó a los ponentes un último aspecto relacionado con el equilibrio entre sostenibilidad y rentabilidad, ante lo cual Carmelo González sentenció que las empresas de transporte “tenemos que dar fiabilidad a los clientes y, para ello, estamos obligados a utilizar sólo aquellas opciones que nos permitan ser rentables”. Paco Fernández se mostró convencido que sostenibilidad y rentabilidad “no son incompatibles”. Y Juan Carlos Hernanz matizó que “las leyes nos van a hacer muy difícil ser rentables si somos poco sostenibles”.

El resumen que realizó en este sentido Daniel Fernández es que “existe un amplio margen de mejora” en todos los aspectos relacionados con la sostenibilidad, la digitalización y la reglamentación del sector del transporte de mercancías por carretera. “Tenemos que ganar en eficiencia haciendo las cosas de otra manera”, sentenció.

Sostenibilidad y seguridad, retos de los fabricantes

La segunda mesa de debate, organizada por Encamión puso el foco en ¿cómo responden los fabricantes de vehículos industriales a los principales retos del sector?, contando con la participación de: Sergio Jerónimo, de Man Truck & Bus; Rolando Gil, gerente de Área de Ventas en Ford Trucks España; Pedro Santiago Pastor, gerente de Flotas en Daimler Truck; Sergi Pons jefe de ventas en Volvo Trucks Centers Cataluña; e Ignacio Lasco, director de ventas España de Renault Trucks. Moderó la sesión, Joan Garriga, director de Encamion.com.

Los ponentes fueron interpelados a dar su visión como fabricantes al reto de la descarbonización sostenible, a la falta de conductores, al colapso de las vías de comunicación y al reto de la seguridad vial.

Pedro Santiago Pastor (Daimler Truck) señaló como uno de los puntos más preocupantes para conseguir la descarbonización de las flotas de transporte “la falta de puntos de recarga que desincentiva la compra de vehículos eléctricos”. También indicó que la tecnología de los camiones sigue avanzando en todos los frentes: “los diésel consumen menos combustible, hay eléctricos que pueden realizar hasta 700 kilómetros sin recargar y existen vehículos de hidrógeno, aunque este combustible todavía no es verde, sino hidrógeno gris”. Respecto a un futuro en el que el transporte de mercancías sea de conducción autónoma, se mostró de acuerdo, aunque precisó que “los camiones de 40 toneladas difícilmente circularán sin conductor”.

Sergio Jerónimo (Man Truck & Bus) explicó que los fabricantes están incorporando nuevas funcionalidades y tecnologías a los camiones “para hacerlos más atractivos” y, refiriéndose a los vehículos de hidrógeno, destacó que “de momento, sólo son para cierto tipo de transporte muy concreto”. En cuanto a la futura conducción autónoma sentenció que “llegará”, pero en estos momentos es necesario paliar la falta de conductores. Por esta razón, los fabricantes “hacemos campañas para animar, tanto a hombres como a mujeres, a que se interesen por dedicarse a esta profesión”, ya que los vehículos “han evolucionado mucho, son cómodos y están equipados con tecnologías que facilitan la conducción”.

Ignacio Lasco (Renault Trucks) indicó que “al diésel le queda futuro” porque, entre otras cosas, “estamos consiguiendo que gasten menos combustible” y, además, “también esperamos reducir un 15% el consumo de gasóleo en los próximos años”. Añadió que la renovación de flotas “no podrá hacerse si los transportistas no ganan dinero, dado que no podrán hacer inversiones en nuevos vehículos cero emisiones”. Por otro lado, reclamó la necesidad de facilitar información y formación a la sociedad para conseguir paliar la falta de conductores, “diciéndoles que en el camión se pueden encontrar casi como en casa”.

Sergi Pons (Volvo Trucks) puso de manifiesto que “en los próximos años no habrá una tecnología que repunte por encima de las otras” y se refirió a tres vectores importantes: las infraestructuras, los incentivos y las alianzas. “Las infraestructuras para eléctricos son todavía deficientes; las grandes inversiones no tienen sentido si no hay incentivos; y son necesarias las alianzas entre transportistas, cargadores y fabricantes para avanzar en la descarbonización de las flotas”. En el aspecto de la seguridad dijo que “al conductor hay que darle seguridad ante la ley” y, en cuanto a la conducción autónoma, precisó que “la tecnología existe, pero aún falta por llegar la regulación y la legislación sobre ésta”.

Rolando Gil (Ford Trucks) señaló que “todos tenemos que estar preparados para la descarbonización” pero para ir implementándola “hace falta que las ayudas de los gobiernos sean rápidas y eficientes”. También opinó que el transporte internacional de mercancías “de momento sólo puede hacerse con camiones diésel” y lamentó que en España “estemos por detrás, incluso de Portugal, en cuanto a infraestructuras de recarga de eléctricos”. En este sentido, reclamó agilidad a la Administración porque “aquí podemos tardar más de dos años en tener los papeles para instalar un punto de recarga”. Y, para terminar, incidió en que “afrontar el colapso que se da en las vías terrestres e incrementar la seguridad vial es otro reto muy importante que no debe perderse de vista”.

El 6º Forum Ecotransporte de Transcalit – Sertralit finalizó con la ponencia destacada de Pau Garcia-Milà experto en innovación, generación de ideas, emprendimiento y nuevas tecnologías que ofreció al público una clase magistral sobre las ventajas y los peligros que tecnologías como la Inteligencia Artificial aplicada a la conducción autónoma están planteando también al sector del transporte por carretera.