El 19 de junio se celebró el bautizo de la nueva nave «Ambaone», de la compañía Amarres de Barcelona. «Ambaone» es una embarcación multipropósito preparada para realizar tareas de amarre y los servicios técnico-náuticos que requieren los barcos que llegan al puerto de Barcelona.

Ricard Rodriguez-Martos y Sandra Hinojo

Ana Conesa y Daniel Valero

El bautizo, que se ha celebrado en el muelle de Lepant, ha contado con las intervenciones del Capitán Marítimo de Barcelona, ​​Javier Valencia; la directora de Comunicación del Puerto de Barcelona, ​​Núria Burguera; y el director de Amarres de Barcelona, ​​Daniel Valero. La madrina del «Ambaone» ha sido Sandra Hinojo, responsable del Sistema Integrado de Seguridad, Salud, Calidad y Medio Ambiente de Amarres de Barcelona; y la bendición ha sido realizada por el delegado diocesano de Stella Maris, Ricard Rodríguez-Martos.

«Ambaone» es una embarcación de 15 metros de eslora construida en aluminio, lo que la hace más ligera y maniobrable que otros barcos de este tipo y requiere menos combustible para su funcionamiento. Es una nave preparada para transportar hasta 12 personas, con capacidad de carga de 20 toneladas y tiene una plataforma de 60 m2 con una grúa capaz de levantar 1,6 toneladas a 11 metros.

Esto la hace apta para las tareas de amarre, los traslados de tripulaciones, el aprovisionamiento de barcos, el transporte de mercancías peligrosas, los trabajos con buses, los balizamientos, la asistencia a los remolcadores, las obras marítimas, la lucha contra la contaminación y las emergencias, entre otras tareas.

La tripulación de «Ambaone» y el equipo de Amarres de Barcelona